LCD, LED, OLED, QLED Y ULED: ENTIENDE LAS DIFERENCIAS SIN MORIR EN EL INTENTO

ein

Fuente: Flickr Creative Commons

你好,我可以幫你嗎?我想要一台電視,是嗎?你喜歡什麼樣的顯示技術?

Tal que así parece que te hablen cuando vas a mirar televisores hoy en día, ¿a qué sí? Que si LCD LED no es LED, pero OLED si es LED y ULED es LCD y no LED. ¡Y tu que solo querías poner un televisor en la cocina! En ielectro.es os explicamos de forma fácil y entendible para todo el mundo las diferencias entre todas ellas.

Albert Einstein dijo: “No entiendes realmente algo hasta eres capaz de explicárselo a tu abuela”. Así que nos hemos propuesto explicarte las diferentes tecnologías de pantalla que hay actualmente en el mercado para que luego se lo puedas explicar a quien quieras y, encima, ¡te entienda!

LCD (o LCD LED)

Vale, empecemos con el que más confusión crea: el LCD o LCD LED. Porque así los anunciamos en las tiendas: LCD LED. Incluso las más atrevidas te sueltan lo de “televisor LED”. Vayamos por partes. Lo más importante que hay que saber es que estos televisores utilizan un panel (pantalla) LCD, es decir, de cristal líquido (Liquid Cristal Display = Pantalla de Cristal Líquido). Casio_F-91W_digital_watchEste tipo de pantallas hace mucho, muchísimo que existen. De hecho, el primer estudio relacionado con los cristales líquidos fecha de 1888, y su primera aplicación en el mundo de la electrónica es de mitades del siglo XX. ¿Os acordáis del típico reloj Casio de los 90 (foto de la izquierda)? Pues ya llevaba una LCD. Y seguro que si pensáis en cosas más antiguas también os vendrán a la cabeza despertadores, calculadoras…
En resumidas cuentas, la tecnología evolucionó hasta que estas pantallas se fabricaron grandes y capaces de mostrar colores. Pero había un problema: no tenían brillo ni iluminación propia. Por lo que los primeros modelos, a fin de darles luz, se construyeron delante de unos paneles de tubos CCFL (fluorescentes, vamos). El cristal líquido de cada píxel se “abre” o “cierra” según queramos más o menos luz para iluminarlo y conseguir así el color deseado.

ccfl.jpg ccfl2.jpg

Posteriormente, y de ahí LCD LED, esta retroiluminación se hizo con LEDs, mejorando así en su consumo y en la delgadez de los televisores. De estas hay dos tipos: las Edge LED y las Direct LED (o también Full LED). La diferencia es muy sencilla y a la vez mejora notablemente la calidad de imagen: las Edge LED tienen emisores de luz alrededor de la pantalla, mientras que las Direct o Full LED tienen un panel completo de LEDs detrás de la pantalla. Cabe decir que dentro de las Edge, los LEDs pueden estar en solo los laterales o en todo el marco del televisor.edge-direct.jpg

La ventaja de las Direct o Full LED frente a las Edge, es que pueden iluminar solo parte de la pantalla. Es decir, si tenemos una escena donde hay partes oscuras o negras, en esa zona de la pantalla los LEDs de detrás no se encenderán o lo harán con poca intensidad.

LED_TV.jpg

Sí, está en chino, pero se entiende, ¿verdad?

QLED

Quantum Dot LED o QLED es una tecnología que viene a ser la evolución de las LCD LED y la competencia directa de las OLED. ¿Y cuál es la principal diferencia con las LCD LED?, te estarás preguntando. Fácil: los paneles QLED pueden activar un píxel de forma individual. Ahora os lo explicamos mejor.

pixel.jpg

En un LCD convencional, un píxel se compone de tres “subpíxeles” de colores rojo, verde y azul (si os acercáis mucho o con una lupa los veréis). Según se cierren o se abran estos “subpíxeles”, dejando pasar más o menos luz de la fuente de retroiluminación, se consigue todo el espectro de colores. Por ejemplo, si el verde se cierra y el rojo y el azul se abren, en ese punto se verá magenta; los tres abiertos: blanco; etcétera.

color.png

El principal problema de este sistema recae en la poca pureza de la luz blanca empleada para la retroiluminación, lo cual provoca que los colores rojo, verde y azul, y sus combinaciones, tampoco sean puros.

Aquí entra la mejora aportada por los puntos cuánticos, o Quantum Dots, y lo que decíamos de que activan los píxeles de forma individual. Eso sí, la retroiluminación continua siendo con LEDs y la matriz LCD. La gran diferencia es como están hechos los píxeles en un panel. Primero, la luz de los LEDs pasa de blanca a azul. Luego, la curiosa propiedad de los puntos cuánticos: dependiendo de su tamaño, al incidir sobre ellos una fuente de luz y su correspondiente energía, emiten una luz con un color puro específico. Es decir, cuando se ilumine el punto rojo con la luz de fondo azul, este emitirá un rojo completamente puro. La matriz LCD se mantiene para regular la intensidad de luz que recibe cada “subpíxel” y poder así generar toda la gama de colores (lo de “abrir” y “cerrar” los píxeles, ¿recordáis?).

qled2.jpg

Resumiendo, lo que consigue la tecnología QLED es obtener unos colores básicos en cada píxel de una gran pureza. De esta forma, la imagen resultante muestra unos colores muchísimo más definidos y con menor saturación, unos brillos más altos y un ángulo de visión más amplio que las LCD LED y que incluso las OLED. Sin embargo, el negro es el único color que no es puro, y eso es debido a la fuente de iluminación externa, cosa que OLED no necesita.

OLED

OLED se refiere a LED orgánico (Organic LED), es decir, un diodo con base orgánica. La gran ventaja sobre las anteriores tecnologías es que no necesita iluminación externa. Los píxeles se iluminan de forma autónoma (como los televisores de plasma, aunque este ya es otro tema) y eso ha permitido, entre otras cosas, mejorar en la delgadez de los paneles y conseguir unos negros puros, puesto que no hay luz residual de una retroiluminación.

lcd_vs_oled.jpg

Los puntos fuertes de esta tecnología son los altos niveles de contraste, ya que eliminamos, como hemos dicho, la luz trasera, el tiempo de respuesta, porque no necesitan “abrirse” o “cerrarse” para dejar pasar más o menos luz, si no que ya tienen iluminación propia, y el ángulo de visión, ya que la ausencia de la retroiluminación hace que la imagen no se altere sea cual sea el punto de vista.

Un dato curioso es que con los píxeles típicos verde, rojo y azul solo podemos conseguir un 35% de los colores que es capaz de ver el ojo humano. Sin embargo, LG ha creado sus televisores OLED con un cuarto color en cada píxel: el blanco. Esto le ha permitido ampliar la gama de colores hasta el 70% de la capacidad de nuestro ojo.

oled_lg.jpg

ULED

Esta también crea confusión, pues aunque diríais que se trata de una nueva tecnología, realmente se refiere a un “pack” de tecnologías creadas por Hisense. ULED o Ultra LED son más de 20 patentes en 4 áreas diferentes: Ultra Wide Colour Gamut, Ultra Local Dimming, Ultra 4K Resolution and Ultra Smooth Motion Rate (o sea, color, oscuros, resolución y movimiento).
Lo que tiene que quedar claro es que las ULED son QLED con mucha tecnología detrás, como el HDR, y resolución 4K, entre otras.

Color
Básicamente, la tecnología Ultra Wide Colour Gamut nos asegura que el televisor es capaz de mostrar un 99.98% de los colores definidos por el DCI-P3, cuando el mínimo establecido en cualquier TV es del 90%.

Oscuros
El Ultra Local Dimming se refiere a que los paneles de retroiluminación LED de los televisores ULED se dividen en 240 zonas (¿os acordáis del Direct LED?), permitiendo así que estas estén iluminadas o no, dependiendo la imagen emitida.

Resolución
Todas las televisiones ULED son 4K, es decir, cuentan con pantallas de 3840 x 2160 píxeles. Y de ahí lo de Ultra 4K Resolution. Simple, ¿verdad?

Movimiento
El sistema que utilizan los televisores ULED, el Ultra Smooth Motion Rate, es básicamente un complejo algoritmo que crea e inserta “frames” o imágenes sueltas en una imagen en movimiento, mejorando así el resultado final, haciendo que el movimiento parezca más suave y natural.

En resumen, es una versión gama alta de las QLED, con mejora en las características anteriormente mencionadas.

Esperamos que esta guía os haya sido útil a la hora de diferenciar los diferentes tipos de televisores que hay actualmente en el mercado, y que os ayude a elegir vuestro televisor.

 

3 comentarios en “LCD, LED, OLED, QLED Y ULED: ENTIENDE LAS DIFERENCIAS SIN MORIR EN EL INTENTO

  1. Buen día, muy interesante tu explicación. Recomienas las Hisense ULED sobre QLED y OLED de Samsung y LG?

    Me gusta

  2. Pingback: Los televisores del futuro: enrollables, con 8K y con MicroLED – El blog de ielectro.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s